Maya

LA PÉRDIDA AUDITIVA ES SOLO UNA PARTE DE LA HISTORIA DE MAYA.

Las paredes de la casa de Maya están cubiertas por pinturas, dibujos y premios. A la artista de siete años le fascina expresarse con crayones y pinturas. También le encanta expresarse a través de las palabras. Sin embargo, cuando nació, sus padres pensaron que nunca la escucharían hablar. Maya nació completamente sorda de padres que pueden escuchar.


Una pintura original de una mariposa de Maya.

El impacto del diagnóstico de pérdida auditiva provocó un gran enojo en Elsa y Teney. “Estábamos enojados por todo”, dijo Elsa. “Me ponía muy a la defensiva si pensaba que alguien nos miraba de mala manera”. Como padres conscientes y protectores, se sentían juzgados por extraños e incluso se culpaban a sí mismos por la pérdida auditiva de Maya, aunque no había nada que podría haberla evitado. Contactar a otros padres de niños que son sordos y tienen dificultades auditivas cambió completamente su punto de vista. Cuando se dieron cuenta de que no estaban solos en su realidad y que el enojo es una respuesta común al diagnóstico de pérdida auditiva, superaron la amargura y comenzaron a actuar.

"TUVIMOS QUE CAMBIAR NUESTRA MENTALIDAD. TUVIMOS QUE APRENDER QUE ELLA ES SORDA, PERO QUE, SIN EMBARGO, ES UNA NIÑA CON FUNCIONES NORMALES." —Teney, el papá de Maya
La familia bingüe habla inglés y su idioma nativo de India en casa.

Después de evaluar todos los posibles resultados de comunicación, Elsa y Teney eligieron el enfoque de Escucha y lenguaje oral (LSL, Listening and Spoken Language) para su hija. “Queríamos que sea como nosotros. Viene de una familia que puede escuchar y quería que ella, mi hija, sea como sus padres, sus hermanos y el resto de su familia”, dijo Elsa. “Las otras opciones no tienen nada de malo, pero, en el fondo, quería que mi hija sea lo más parecida posible a nuestra familia”. A los cuatro meses de edad, Maya recibió sus primeros audífonos.

"OJALÁ HUBIESE SABIDO QUE NO TENÍA QUE SENTIR VERGÜENZA." —Elsa, mamá de Maya

En la actualidad, la alegre y creativa niña tiene implantes cocleares y se comunica fluidamente en inglés oral con sus padres, su hermano menor y el resto de su familia. Incluso sabe algunas palabras en hindi, la lengua que hablan sus padres, abuelos, tías y tíos. “En nuestra familia nos comunicamos en más de una lengua”, explicó Elsa. “Quiero que Maya pueda hacer lo mismo. Somos de India. Quiero que se sienta orgullosa de eso. Esto también es parte de su identidad”. La tecnología en audífonos y LSL han ayudado a que Maya descubra su cultura india y se conecte con su familia alrededor del mundo.

"Me encanta hacer el arte", dijo Maya.   "Me encanta hacer reír a mi hermanito", dijo Maya. 

Cuando era más pequeña y tenía que presentarla, decía «ella es mi hija, tiene pérdida auditiva. Se llama Maya». Eso era lo primero que decía y pensaba que era lo más importante acerca de ella”, dijo Elsa. “Pero cuando comencé a informarme y aprendí acerca de ella y de su pérdida auditiva, me di cuenta de que esta es Maya y que la definen cientos de cosas, y que su pérdida auditiva es solo una de ellas.