Kamen

Los sonidos de la cultura

Cuando los padres de Kamen se mudaron a Estados Unidos desde Bulgaria, trajeron consigo la mayor parte de su cultura. El arte búlgaro cuelga de las paredes de su hogar. Hornean pan búlgaro y lo comparten con los vecinos. En casa, hablan búlgaro, al igual que lo hace en Europa con su familia. Mantener viva su herencia, de alguna forma, los conecta con su país de origen. Cuando nació su primer hijo, Kamen, tenían la intención de criarlo con todas las tradiciones búlgaras, las cuales forman una parte importante de sus identidades. Sin embargo, cuando a su bebé le diagnosticaron una pérdida auditiva profunda en ambos oídos, temieron no poder compartir uno de los aspectos más significativos de su cultura: el idioma búlgaro.


LOS PADRES DE KAMEN LE ENSEÑAN BÚLGARO, SU LENGUA NATIVA

Al principio, el diagnóstico de pérdida auditiva devastó a los padres de Kamen, Teodora y Vassil. Ningún familiar directo o lejano había tenido pérdida auditiva. Ellos se planteaban toda clase de interrogantes, como ¿podría su hijo escuchar la música y participar en el baile tradicional de víspera de Año Nuevo que tanto disfrutaban? ¿Sería capaz de desarrollar una relación con sus abuelos que solo hablaban búlgaro? ¿Qué tipo de vida podrían esperar para Kamen?

Mientras los padres de Kamen trataban de evaluar cuáles serían sus posibles logros de comunicación, pensaron en su familia en Bulgaria: los abuelos, primos, tías, tíos y amigos quienes ya amaban profundamente a su hijo. Querían darle a Kamen la oportunidad de comunicarse con ellos en su idioma nativo. La cultura se comparte a través del lenguaje. Es una expresión de quiénes somos como comunidad y es la forma mediante la cual transmitimos nuestros valores de generación en generación. Gracias al enfoque de escucha y lenguaje oral (LSL), aprendieron que Kamen podría hablar varios idiomas, incluido el búlgaro, lo cual le permitiría desarrollar un vínculo más estrecho con su herencia cultural.

"ANTES DEL DIAGNOSTICO DE KAMEN, NO SABÍAMOS NADA SOBRE EL ENFOQUE DE ESCUCHA Y LENGUAJE ORAL. HOY, FUNCIONA VERDADERAMENTE BIEN PARA NOSOTROS." —Teodora, madre de Kamen
A KAMEN LE ENCANTA PROBAR NUEVAS ACTIVIDADES, COMO ANDAR EN BICICLETA, PATINAR SOBRE HIELO Y PRACTICAR GIMNASIA

Poco después de su diagnóstico, Kamen comenzó a usar audífonos y, luego, a los 18 meses le colocaron implantes cocleares. Teodora y Vassil aplicaron los consejos del intervencionista temprano e incorporaron actividades de LSL en sus rutinas diarias. El rápido progreso de Kamen para escuchar y hablar los dejó totalmente sorprendidos. Por ello, asumieron el compromiso de transitar camino hacia el enfoque de LSL.

Ahora un curioso y aventurero de cuatro años, Kamen domina a la perfección la tecnología en audífonos. Si el receptor externo de uno de sus implantes cocleares se suelta mientras chapotea en la piscina de su complejo de apartamentos o si se cae en su clase de gimnasia, Kamen lo coloca de nuevo en su lugar. No necesita la ayuda de mamá o papá. Vivaz y extrovertido, Kamen entabla relaciones de amistad fácilmente en el preescolar, la pista de hielo o el área de juegos.

"ME SORPRENDIÓ VER CÓMO NUESTRAS TRADICIONES BÚLGARAS SE HACÍAN ECO EN ÉL." —Vassil, papá de Kamen
KAMEN USA UNA VINCHA DURANTE LA PRÁCTICA DE GIMNASIA PARA MANTENER SU TECNOLOGÍA EN AUDÍFONOS EN SU LUGAR

Sin lugar a dudas, lo más significativo para Teodora y Vassil es la capacidad de Kamen para conectarse con su cultura nativa. La víspera pasada de Año Nuevo, Kamen se unió a ellos para bailar el horo, se agarró de las manos con los miembros de su comunidad búlgara y disfrutó al ritmo sincopado de la música. Ahora, está aprendiendo búlgaro, para poder cantar junto con su gente y hablar con sus seres queridos en todo el mundo.